La Bici Corporativa #3: ¿Y el maletero?

Si lees con una mínima frecuencia este blog, te darás cuenta de que yo viajo mucho con el trabajo. Me supone llevar cosas, no muchas cosas, pero suficientes como para preocuparme de cómo los llevo: portátil, notas, alguna carpeta, etc. Cuando empecé a utilizar la bici para viajar al curro, ¡no me dijeron que el nuevo vehículo no tenía maletero! ¿Cómo puedo llevar mis cosas?

No puedo permitirme una espalda sudada

La opción utilizada para muchos muchos es utilizar una mochila. Una selección sencilla para muchos, pero eso viene con ciertos inconvenientes. Si circulas en Madrid e te afrontas al calor de julio o a una de sus numerables cuestas, es posible que perspires un poco. Con una mochila en la espalda, un momento de humedad temporal se convierte en una inundación embarazoso. No es exactamente el look ideal para la llegada a la oficina o, peor todavía, la reunión que tenías con el cliente a las nueve de la mañana.

Una alforja normal, como los Ortlieb que compré hace unos años para ir de vacaciones de ciclocampismo, podrían servir. Lo que no tienen es donde organizar el bloc de notas, las tarjetas de visita, el móvil, el portátil y su cargador, etc. De hecho, este último artículo es especialmente vulnerable a los posibles choques y rebotes, de lo cual una alforja no lo protege suficientemente. No solo eso, sino que las típicas alforjas te dan aspecto de estar al punto de salir a bucear o a cambiar la bici por un kayak al pasar por el Manzanares.

Ortlieb Roller

¿En que trabajas? – Pues, busco tesoro en los naufragios…


Me pregunte, “¿Por qué no hay un maletín que se puede afijar a la bici? Estaba equivocado. ¡El producto ya existía! Después de una búsqueda larga encontré lo que estaba buscando: un bolso del mismo fabricante de las alforjas que ya tenía, pero con una cobertura un con un aspecto algo más compatible con el escritorio.

Sitio donde poner todo

“Parece el carrito de compras de mi abuela” me dijo un compañero el otro día al ver mi nuevo maletín por primera vez. Algo ofendido por la falta de coincidencia con mi opinión, al final concluí que simplemente tenía envidia de mi sistema de transporte vocacional. A mí me parecía un recipiente profesional, pero ahora me surgen pequeñas dudas cuando saco el ordenador.

En cuanto a su función específico, lo hace muy bien. Hay una multitud de bolsillos para documentos, carpetas, móviles, bolígrafos, el portátil (tamaño más o menos grande), y una pequeña caja de herramientas y recambio de cámara de aire. El lado del bolso que se fija a la bici tiene plástico duro para evitar presiones contra el trasportín y por fuera tiene los típicos enganches para ponerlo en el transportín.

De quita y pon

La asa tiene un diseño inteligente. Tiras de ella y se abren los enganches para que lo puedas quitar de la bici en un solo movimiento. Eso tengo que admitir que tiene truco – al principio estaba ahí tirando de mi bicicleta y maldiciendo hasta pillarlo.

Para mí el maletín tiene un aspecto profesional, a pesar de los comentarios de mi compañero – ¿no sé qué opináis vosotros?

Así se pone en la bici grande, pero para la Brompton he tenido que buscar otra solución. Al principio pensaba que iba a tener que llevar otro bolso. Con este tema trato en la siguiente entrada…

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Consejos básicos, Información, Intermodalidad, Trabajo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Bici Corporativa #3: ¿Y el maletero?

  1. Marcos Vázquez dijo:

    Bonito y elegante para el trabajo. Yo después de mucho buscar una alforja no muy grande y barata encontré una fantástica en Carrefour. Tamaño ideal para ciudad, tanto para la bici grande como para la plegable, impermeable y con sistema de enganche automático que se puede extraer para llevarlo como un bolso con la bandolera. Y lo mejor 25€.

  2. Qué curioso, yo también puse mucho empeño en su día con el tema del almacenaje en la bici, y también tengo las mismas alforjas. Curiosamente también estuve mirando las Office-Bag pero al final me dí cuenta de que me apañaba bien con mis alforjas Ortlieb estándar y la mochila dentro (la mochila sí tiene infinidad de organizadores), y para la parte de arriba una Ortlieb BikeBox que sirve para las cosas pequeñas como el bolsete, un chubasquero y las herramientas mínimas para reparar un pinchazo.

    Acabo de descubrir tu blog y es muy interesante el enfoque práctico de los temas. Voy a explorar los archivos y seguiré leyéndote.

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s