Carreras de trabajo

Cada vez tengo más confianza utilizando la bicicleta abiertamente para viajes del trabajo. Hasta ahora, a pesar de haber escrito un artículo para la revista de empleados en que se menciona la bici, el actual uso del vehículo en el trabajo en algunas ocasiones lo he hecho un poco disimuladamente. Yo, “El Ciclista Urbano”, tenía vergüenza de su bici.

Varias experiencias seguidas me han cambiado de perspectiva. La primera me pasó hace tres semanas, cuando había quedado con dos de mis compañeras en un hospital en Londres. Poco después de llegar nos enteramos que estábamos en el centro sanitario equivocado, ya que hay dos asociados que están a tres kilómetros de distancia. Ellas cogieron un taxi, y yo fui en mi bicicleta plegable “vintage”, fabricado en Alemania del Oeste. Después de varias escenas de adelantamiento, yo gané la carrera por varios minutos. Me recordó de un momento parecido con un compañero mío en Madrid.

bici-taxi

La semana pasada, estaba haciendo demostraciones de equipos a otro hospital. Este viaje implicaba una visita a dos hospitales a unos 10km de distancia. Saliendo el mismo momento del primer reunión, tuve tiempo de llegar a la estación de ferrocarril, coger el tren hasta la siguiente ciudad y llegar hasta el segundo hospital diez minutos antes de mis colegas.

Y esta semana, con otro viaje del estilo, es donde tuvimos que combinar tres reuniones en un día: la primera en un laboratorio, la segunda en un hotel y la tercera otra vez en un laboratorio. El único problema es que el hotel estaba situada un poco fuera de la ciudad. Llegué diez minutos después del resto del grupo y, tengo que confesar, un poco sudado (creo que logré disimularlo).

Mi error fue dejar a mi compañero reservar aquel hotel: si estuviera un poco más de camino hacia el otro laboratorio, no habría tenido que desviarme tanto. Sin embargo, ¡llegué al siguiente laboratorio diez minutos antes del resto del grupo!

La experiencia me ha dejado todavía más convencido de que la combinación de la bici y el transporte público puede llegar a ser todavía más eficiente que el uso del coche. Lo único es que necesita un poco más de planificación… y ver dónde están las paradas. Sin embargo, la situación en Londres se resolvió todavía mejor con la bici, así que a veces es mejor tenerla a mano.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Beneficios para la salud, Información, Trabajo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s