Problemas con la reducción de velocidad

No me refiero a problemas prácticas. Me refiero a las actitudes, también perpetradas por los medios, de cualquier iniciativa dedicada a la mejora de seguridad vial en la ciudad. Este ejemplo viene del Reino Unido y precisamente Cambridge donde vivo actualmente. Abajo hay dos cartas dirigidas al autor de un periodico semanal gratis, el Cambridge News and Crier, en que dos residentes de la ciudad se quejan de unas propuestas del ayuntamiento para extender el límite de 20 millas por hora (30km/h) desde el centro de la ciudad a una zona de calles principalmente residenciales.

Imagen de baldosas en la calzada señalando un límite de 30km/h

Mrs. Winter: “No somos todos conductores idiotas”

MRS. WINTERSIEMPRE habrá conductores idiotas por todas partes pero en Cambridge, ¡aquellos idiotas se toman como ejemplo de TODOS los conductores, que no es verdad!

Imponer un límite de 20mph crearía todavía más atascos tremendos en todas las calles. Más espacio para ciclistas en las calles existentes sólo puede acabar en más riña de carretera, más frustración y desventaja para todos los conductores utilizando las calles de Cambridge?

¿Por qué no permitir UNICAMENTE la entrada de ciclistas en Cambridge? Los conductores tendrán que ser compensados o recibir un descuento en su permiso de circulación por no poder utilizar las calles que entran en Cambridge. Los negocios saldrían de la ciudad. Las tiendas podrían cerrar y los peatones podrían pedir compensación por los daños causados por los ciclistas irresponsables que van demasiado rápido.

¡HURRA! ¡Los ciclistas tendrían todo la calle para ellos!

John Walker: El coste de los límites de velocidad

John WalkerYO NO SÉ si el Ayuntamiento de Cambridge ha meditado lo suficiente el coste verdadero de hacer cumplir un límite imposible de imponer de 20mph versos [quiere decir “comparado con”] contribuir fondos para la mejora de la carretera A14 cerca de Cambridge.

Yo creo que mucha gente de la zona han sufrido retrasos o daños por el volumen de tráfico que se dirige a la incorporación cerca de Girton [un pueblo en las afueras]. Perder un ser querido es muy trágico y triste. Todos podemos ayudar conduciendo a una velocidad adecuada para las condiciones viales y conduciendo a una distancia segura del coche delante, tanto en la ciudad como en carretera.

Mi respuesta: “Los límites de 20mph benefician a todos”

He leido, con una mezcla de decepción y casi resignación, las dos cartas que publicó el día 6 de junio, una de John Walker y otra de la señora Winter. Ambas cartas pusieron en evidencia la ignorancia generalizada sobre asuntos de seguridad vial y la calidad de lo que llamaré “debate” acerca del asunto.

La señora Winter afirma que un límite de 20mph crearía “más atascos tremendos”. Para las calles propuestas, eso no es relevante dado que todas las calles en cuestión son principalmente residenciales. También se equivoca asumiendo que una reducción en el uso de vehículos motorizados necesariamente impacta el comercio en la ciudad de forma negativa.

Con crear una ambiente más agradabe y segura para caminar a pie, eso puede aumentar el nivel de comercio, como ya se ha visto en muchas situaciones tanto en este país y fuera. Estoy de acuerdo con el señor Walker que “Todos podemos ayudar conduciendo a una velocidad adecuada para las condiciones viales”; y aunque también estoy de acuerdo con la señora Winter que “no somos todos conductores idiotas”, hay gente que lo es. Necesitamos más regulación de velocidad para para establecer un estándar.

La señora Walker también está equivocada en cuanto al “Impuesto de carretera”. Las carreteras se subvencionan principalmente por impuestos generales: el Road Fund Licence [el impuesto para el fondo para las carreteras] dejó de existir en 1937 porque no era suficiente para pagar la creciente factura de mantenimiento. Ahora, se paga un impuesto sobre el vehículo de una forma parecida de lo que pagas cuando compras un paquete de cigarillos.

Pagar impuestos en el tabaco no le da el derecho de fumar dónde usted quiera, así como pagar el impuesto sobre el vehículo tampoco le da derecho de conducir dónde y cómo usted quiera.

Mucha gente está a favor de limitar tanto la velocidad como el volumen del tráfico en nuestra ciudad, e incluso los que están en contra se beneficiarán de los propuestos cambios mucho más de lo que actualmente aprecian.

Los medios son irresponsables

Nadie considera el periódico en cuestión como uno de “calidad”. Sin embargo, mucha gente lo lee por su condición gratuita, lo que impone una cierta responsibilidad al editor. Si sólo publican cartas así de lógica cuestionable, el problema es que se propagan actitudes que van en contra de una ciudad más segura, agradable y sostenible para nosotros y los niños del futuro.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Información, Medio Ambiente, Opinión, Seguridad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s