Todo en dos ruedas en Berlín

Esta semana mi trabajo me ha enviado a la ciudad del muro, y para aprovechar el viaje para visitar la ciudad, me fui el viernes anterior para pasar un fin de semana interesante.
Lo primero que me llamó la atención era la normalidad de la bici en la ciudad. A pesar del gran volumen de tráfico, había también un gran volumen de bicis – como ya esperamos de Alemania y sus vecinos.

También el uso de las bicis de carga es bastante habitual. El uso más divertido de este tipo de “furgoneta de dos ruedas” lo encontramos justo al salir del apartamento que habíamos alquilado para el finde. Claro, no era la bici la que me llamó la atención, sino la música que emanaba de allí. Pero el hecho de que se puede transportar grandes cargas en dos ruedas sí me hizo pensar en todas las veces que me han dado como excusa que necesitan un coche porque tienen que ir a la compra, tienen que llevar los niños…

Como ves, Sólo grabé medio minuto de la música (debería haberme quedado más tiempo) pero aproveché para comprar el disco para el cumpleaños de mi hermana.
Luego por la tarde, en vez del saxófono, tocó probar el sistema de alquiler público. Este sistema, probablemente tan costoso de implantar como los de otros ciudades, es gestionado por el sistema de ferrocarril, siguiendo una tradición en los países germanos de ofrecer el alquiler de bicis para combinar con el transporte. El sistema “call-a-bike” es práctico, fácil para los usuarios para darse de alta y entonces útil para turistas. Sin embargo es relativamente caro (9ct por minuto) y la cantidad de estaciones era también limitada. No sé cuán falta había para este sistema en una ciudad con una buena cultura de bicicleta, pero para nosotros… para algo sirvó.

El domingo por la tarde nos acercamos al Mauerpark y pasamos por el espectacular mega-karaoke que se establece allí en el sitio tan anárquico. El “DJ” estaba allí, animando a todos como si fuera necesario.

Un cantante en el Mauerpark, del Karaoke de Domingo

Lo curioso es que otra vez estaba transportando grandes equipos de música otra vez sólo con una bici. Dos altavoces lo suficientemente grandes como para proyectar la música a las tres mil personas sentados en el anfiteatro natural creado por el parque, junto con su pantalla, y eso sin necesidad de un motor de combustión interno.

Todo transportado en dos ruedas. ¿Realmente necesitas aquel coche?

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Información, Intermodalidad, Ocio, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Todo en dos ruedas en Berlín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s