La necesidad es la madre de la invención

Dicen que la necesidad es la madre de la invención.

Me encontré en una situación imprevista hace unas semanas. Como empecé un nuevo trabajo en Inglaterra hace poco, la empresa me paga un hotel mientras supuestamente yo busco una casa. Como es mi intención ir donde pueda en bici, recogí una bici plegable que tenía en casa de mis padres en Stoke-on-Trent y lo llevé a Southend-on-Sea.

Vivir en hotel implica vivir de maleta. Eso no supone problemas hasta que lo intentes combinar con la bici. Claro que uno puede hacer cicloturismo, pero me refiero a ir con cosas que no entran muy bien en las alforjas, y sobre todo cuando se trata del tipo pequeño de bici, donde el espacio para transportar cosas en el mismo vehículo es todavía más limitada.
Pues como había ido a casa de mis padres en tren y regresesé con la bici en tren en su forma doblada, encontré mis primeros problemas al llegar a Londres, donde habían cerrado unas estaciones del suburbano (Underground) donde se suponía que tenía que hacer trasbordo de trenes. Subiendo a la superficie, hice el último tramo a pie, desdoblando la bici y arrastrando la maleta con la mano que me quedaba. Al final, aparte de subir unas escaleras de forma algo menos que cómoda, no me supuso grandes problemas.

Encontre en una situación un poco más dificil debido a mi mala planificación una vez llegado a Southend. El hotel que había reservado estaba a tres kilómetros de la estación de tren, y yo seguía con mi bici, maleta y maletín. El maletín no presentaba grandes problemas, pero yo no pensaba ir con la bici y la maleta andando durante kilómetros.

Al final creo que mi solución, utilizando los recursos que tenía a mano (el pulpo hacía una función que no venía descrito en su embalaje) fue bastante elegante.

 

Ahora voy a instalar unas ruedas más grandes en mi maleta, ya que todo el mundo me miraba con una mezcla de risa y confusión al oirme pasar.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Información y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La necesidad es la madre de la invención

  1. David dijo:

    LOL!! Eres un crack!! Creo que para situaciones así, lo mejor es un coche… 😉

  2. David dijo:

    By the way… en español se dice: “la necesidad hace maestro”. Si, ya se que no vas a “picar” el anzuelo… jejeje.

  3. Pingback: La bici corporativa | El Ciclista Urbano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s