El automóvil: ¿el nuevo tabaco?

Los coches y el tabaco tienen mucho en común. De eso se trata un artículo de la británica Revista de la Salud Pública (Journal of Public Health) publicado el año pasado. Los vínculos son varias, desde la ubiquidad del encendedor de cigarros en el coche, hasta campañas más recientes de efectivamente prohibir el uso del mismo, o bien prohibir el fumar dentro de los coches, por lo menos cuando viajan niños.

Las similaridades también son abstractas: tanto un fumador como un coche emite humos contaminants que son peligrosos para la salud, y los efectos dañinos directos también son comparables, por la inactividad física generada por el uso excesivo del coche y los efectos del humo el corazón y pulmón. Por aparente casualidad, acabo de tropezar con una campaña contra el tabaco que justamente tiene la imagen de un niño en una bici. No sé si es porque las cosas están realmente unidas, o si simplemente es que Google me espía y ya sabe que busque lo que busque, lo daré más credibilidad si se acompaña de una bici.

El artículo se centra en efectos “ambientales” de la salud, comentando la tendencia durante el siglo XX de utilizar estrategias de salud pública enfocadas en escoger estilos de vida saludables, enfocadas muy en los individuos. Estas tendencias son insuficientes para tratar con problemas complejos como la obesidad, o el bienestar mental. El hecho de que el tabaco mata a cinco millones de personas cada año lo convertió en un asunto de salud pública de primer nivel, y eso se compara con los efectos mortales de los coches. El uso del coche se ve como una  elección, hasta derecho, personal, y hay un lobby importante que resiste cambios en la política de la salud y la movilidad.

Pero la dependencia al coche tiene efectos a nivel individual y colectivo. A nivel de resumen, dado que estas cosas están bien resumidas

  • Los choques de automóvil son responsables de 1,3 millones de muertes anuales, con 50% de ellos ni son ocupantes de los vehículos, sino peatones y ciclistas
  • En Europa, menos de 40% de  la población alcanzan el nivel recomendado de actividad física cada semana. Esto tiene efectos sobre la salud mental y la obesidad, que ya es la primera causa de muerte prevenible.
  • La contaminación del aire causa un millón de muertes cada año, y el transporte motorizado causa hasta la mitad de esta contaminación
  • El efecto de segregación de comunidades causado por el coche, de alejamiento de personas, por las barreras que crean las autovías, aumenta los niveles de estrés y crea malestar.

Desigualdad en la salud

Como es el caso con el tabaco, las comunidades en desventaja económica sienten más los efectos perjudicales del coche. Es más probable que las calles estén congestionadas de tráfico, con los consiguientes niveles elevadas de contaminación, ruido, desconexión y colisiones. Las tasas de siniestro son más elevadas entre los peatones menos afluentes, especialmente cuando se trata de los niños. El coche contribuye a desigualdades a nivel global, ya que los países con menos ingresos sufrén más de los efectos del cambio climático y la escasez creciente de recursos energéticos.

Lo que tiene de diferente son las ventajas económicas. En general, tener coche sí trae beneficios fiscales. Los que tienen coche tienden a tener mejor salud que los que no lo tienen, un resultado de su mayor poder adquisitivo. También tienen mejor acceso a empleo, servicios e instalaciones públicas, aunque esto sea función del hecho de que las políticas en europa en general que priorizaban la construcción de carreteras para coches sobre la subvención del transporte público, y la separación del uso de tierra entre usos residenciales y otros. España, sin embargo, se vio afectado menos por este último punto, aunque aún así es algo que ha ampliado las desigualdades en la sociedad.

Marketing

Es normal que cualquier empresa que tiene que vender un producto tiene que invertir en marketing para manejar las percepciones y expectativas de sus prospectivos consumidores. Es algo en que yo personalmente trabajo, aunque sea para un producto muy especializado. Sin embargo, la forma de promocionar los productos tiene mucho en común.

Los dos sectores han empleado grupos de presión (o lobbies) y organizaciones “fachada” para servir sus intereses. Lo sorprendente es que estas organizaciones muchas veces han sido las mismas. La Organización de Libertad para el Derecho de Disfrutar del Tabaco, FOREST (Freedom Organization for the Right to Enjoy Smoking Tobacco) es una organización que recibe su financiación casi exclusivamente de fabricantes de tabaco. La Alianza de Pagadores de Impuestos (Taxpayers’ Alliance)  ha hecho campañas en contra de los leyes antitabaco y de regulación de venta de tabaco, los aumentos en los impuestos sobre carburantes y los radares en las carreteras. La organización no revela sus fuentes de financiación, pero es hecho conocido que sus ingresos son de intereses empresariales en vez de los ciudadanos como su nombre sugiere.

Las dos industrias trabajan de formas parecidas para desprestigiar la evidencia sobre los efectos perjudicales de sus productos. Es bien conocido que la industria del tabaco intentó disimular la evidencia sobre los efectos de la inhalación pasiva del humo. ExxonMobil, como un intento de frenar las posibles acciones sobre el cambio climático, financió una red de organizaciones para intentar de sembrar dudas sobre el consenso que ya existía acerca del cambio climático. Algunos de los científicos que antes se pagaban para desprestigiar la evidencia sobre el humo del tabaco ahora trabajan para intentar de hacer lo mismo sobre el cambio climático.

La dependencia del coche

El tabaco es altamente adictivo, y a los fumadores de costumbre  les resulta difícil de dejarlo. Existe también una dependencia del coche, pero eso funciona a nivel de la sociedad. Esta dependencia societal se demuestra por la diferencia en lo que las personas dicen y lo que hacen. En encuestas británicas, los que responden indican que a la mitad les gustaría cambiar su forma de viajar, pero en realidad los cambios tras el tiempo indican que caminamos y vamos en bicicleta cada vez menos. Quizás en España eso sea algo diferente, ya que el país sigue siendo uno de los países en que más se utiliza el transporte público y el transporte a pie.

Si las matriculaciones de coches nuevos es indicio de algo, esto podría quizás sugerir que la tendencia en España es al revés (ver el gráfico abajo en que se matriculan la mitad de los coches en 2011 que en 2005) pero mi opinión la gente simplemente está amortizando más su antiguo coche y restrasando la compra de uno nuevo.

fuente: anfac.es

 Lo que no queremos hacer es promover la bici como alternativa al transporte público, sino tratar con la adicción al automóvil de que padecemos. El ex-primer ministro Winston Churchill dijo una vez que “Nosotros modelamos a nuestros edificios, y luego a nosotros nos modelan”. Nuestros barrios y ciudades son un ejemplo todavía mejor. Los entornos urbanos creados en las dos últimas décadas asumen que los ciudadanos utilizan coches para acceder a servicios e instalaciones públicas, y que deben aparcar sus vehículos al lado de su casa. Los barrios con edificios de pisos muy grandes, fuerzan a las personas que viajan a pie o en bici a viajar distancias más grandes de lo necesario, lo que desanima a modos de transporte activos.

El paradojo de la industria del automóvil

Hay economistas que argumentan que aumentar el número de personas que tienen coche es una forma de promover el crecimiento económico y una forma de combatir la pobreza. La correlación entre el crecimiento del tráfico y el crecimiento de la economía es debido al hecho de que el crecimiento crea una necesidad de transportar mercancias y realizar servicios, y la prosperidad tiende a aumentar la compra de vehículos dado su posicionamiento aspiracional. La industria automovilística contribuye 34,200 millones de libras a la economía británica al año, (y hará una aportaciónpero de eso se puede restar los problemas de tráfico y de congestión, estimados en unos 20,000 millones de libras anuales.

Pero, ¿que hacemos? Construir más carreteras al final simplemente crea más tráfico, y los recortes que estamos sufriendo ahora lo hacen cada más dificil invertir en tránsito. Las personas sólo utilizarán el transporte público si pueden llegar a todos los destinos que necesitan en un tiempo razonable, pero es difícil demostrar una demanda teórica. Este circulo vicioso crea una “tragedia de los bienes colectivos”, una situación en que la libertad de elegir para todo el mundo (o por lo menos el que tiene coche) acaba con una situación que no desea nadie: carreteras congestionadas sin otra alternativa.

El automóvil como problema de salud pública

Coche que no mata, engorda. La dependencia al coche no sólo es factor causante de la obesidad y el cambio climático, sino también resultado de otras tendencias como el consumerismo e individualismo. La dependencia al automóvil es un buen ejemplo de las conexiones entre la salud pública y la sostenibilidad, y tenemos que entender los daños causados por los coches como un problema social.

Ya conocemos los efectos sobre la salud de elegir una forma de transporte u otra, pero no se ha estudiado suficiente lo que nos influye en elegir un modo sobre otro. Convencer a los políticos a reducir realmente el uso del coche requerirá una presión coordinada, basada en evidencia de investigación y preparado para combatir un lobby muy fuerte de las industrias petrolíferas y automovilísticas. Me ofrezco como investigador.

Los profesionales de la salud pública justficablemente continúan su lucha contra el daño causado por el tabaco. Sólo tenemos que reconocer que los coches están haciendo daño a individuos, comunidades y la sostenibilidad global. El automóvil es el nuevo tabaco. 

Gracias a Margaret Douglas para su excelente artículo y por su permiso de reproducir extractos aquí.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Beneficios para la salud, Campaña popular, Información, Legal, Medio Ambiente, Opinión y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s