Descuidado del blog, y de mi ciclismo.

Uf, cómo he descuidado a este blog en las últimas semanas, y además mi vida de ciclista urbano… Hoy se suponía que iba a ayudar con un bicifinde masivo pero al final me he liado con cosas de mudanza y no llegué a tiempo para realizarlo. Mi última oportunidad para colaborar en algo activo para promover la bici en Madrid, y lo he perdido. Pero así es la vida.

Dentro de poco me mudo a Southend, Inglaterra, para empezar un nuevo trabajo. He pasado los dos últimos años aquí en Madrid y aprovechando la bici cuando haya podido, incluso para ir al trabajo.  Voy a seguir intentando de ecribir el blog desde el punto de vista inglés, porque hay muchos puntos en común. Incluso empezaría a escribir posts en ingles, pero no lo tengo claro todavía.

En mi nuevo trabajo no sé hasta qué punto tendré la oportunidad de utilizar y promocionar la bici. Se han mostrado bastante reacias a la posibilidad de darme una alternativa al coche, pero ya veremos cómo es el trabajo en realidad.

Como un último intento de seguir mis propios consejos, la semana pasada logré ir otra vez al Hospital Doce de Octubre. Los doce kilómetros de ida son suficientmente fáciles, pero luego ir a la oficina por el anillo verde ciclista es mayoritamente cuesta arriba y es de 23 km.

Cuidado con el transportín

Había puesto mi chaqueta en el transportin, pero no lo había asegurado bien. Llegué a la oficina tras 70 minutos de ejercicio de intensidad media, y me di cuenta de que se me había caído la chaqueta. Dentro estaba mi móvil de la oficina. Lo llamé y ya se había apagado. No era una buena señal: si alguien lo había encontrado, no lo habrían apagado. No creo que se hubiese agotado la batería.

Sin embargo, salí de vuelta en busca del teléfono. Llegué hasta el parque lineal de Palomeras, más de 17 km de vuelta. Añadiendo estas 34 km de ida/vuelta desde la oficina, y la ruta desde mi oficina a casa (10km), llegó a ser un total de hasta 80km en un día. Si no hubiese perdido tanto tiempo en el camino, habría sido un buen uso del tiempo… pero bueno, me quedé hasta casi las ocho en la oficina.

Así que, aunque el transportín sea un accesorio muy útil para la bici, si pones cosas ahí, asegúrate de que estén bien atados!

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ocio, Opinión, Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s