El mundo es tu gimnasio

… si lo aprovechas.

Bicicleta en la calle

La justificación económica de utilizar la bici en vez del coche es relativamente sencilla, pero ¿justificar la bici en cuestión de tiempo? Aunque para muchos viajes urbanos, especialmente en hora punta, la bici sí puede ser la forma más rápida de llegar, en otras situaciones no siempre es así. El argumento de este artículo es que uno debería priorizar la bici en todas las situaciones donde existe la posibilidad, aunque el viaje puede necesitar considerablemente más tiempo.

En la vida cotidiana, la mayoría de nosotros nos consideramos muy modernos. Tendemos a pensar en nuestra especie como muy evolucionada, ya que en sólo dos décadas hemos inventado más cosas y conocimiento que en toda la historia anterior. Aunque, desde un punto de vista, eso puede ser verdad, aquella evolución no se trata de nuestra especie físicamente y mentalmente, sino solamente nuestro comportamiento. Nuestros cuerpos y mentes siguen igual a como estaban hace 75.000 años, cuando entonces cazábamos animales por correr más rápido que ellos, la “caza por persistencia”. Sólo tenemos que volver atrás unos cien años para encontrar antecedentes nuestros con unas pautas de actividad habituales muy diferentes a los nuestros. O bien podríamos viajar a otras partes del mundo.

Caza de Persistencia

Compara eso con el estilo de vida de muchos madrileños: viajando en coche, con acceso de la comida en abundancia, trabajo pasivo delante del ordenador (um, como ahora mismo)… si necesitamos comunicar con una persona que está unos pocos metros le llamamos por su teléfono, porque si andamos a su despacho podrían no estar.

Según John J. Ratey, un profesor de psiquiatría en la Universidad de Harvard, la media de actividad de las personas en países industrializados está en un 38% del nivel en que nuestros cuerpos y mentes se adaptaron. Incluso si uno sigue los recomendaciones estadounidenses de hacer 3-4 horas de actividad, no llegas a un 50% de tu nivel “natural”.

Afortunadamente, nuestro metabolismo se adapta muy bien a las variaciones en nuestro consumo energético y la actividad física que realizamos. Pero, como bien evidencia la cantidad creciente de obesidad pone en evidencia, nuestro metabolismo no puede con una cantidad abundante de comida calorífica. Y la obesidad puede ser el mal menor de una falta de actividad.

Resulta que nuestros cerebros dependen de un alto nivel de actividad física para funcionar normalmente. El cerebro está cambiando y arreglando conexiones neurales de forma constante y esta capacidad es tan fuerte que, si quitas la mitad del cerebro de un infante, podría crecerse en un adulto más o menos normal, con sólo una pequeña falta de funcionalidad.

Esa capacidad de “recableado” se aumenta con un estilo de vida activo, algo esencial a lo largo de los años, nos volvemos mayor y nuestros cerebros empiezan a deteriorar – a veces gracias a enfermedades como la demencia, Parkinson y Alzheimer. Un alto nivel de actividad física puede disminuir las síntomas, incluso completamente, de de estas enfermedades relacionados con la edad.

Lo que pasa durante este aumento de actividad física es un aumento correspondiente de la producción de neuronas, y el flujo de sangre al cerebro se ve aumentado. El cerebro se inunda con “norepinefrina, serotonina, dopamina y el factor neutrófico cerebral” (Ratey). Es posible que existan más procesos. El efecto es un aumento instantánea en la capacidad de aprendizaje, una función ejecutiva más fuerte, disminución de depresión, mejora la concentración y nuestro estado de ánimo – así produciendo un sentimiento generalizado de bienestar.

Eso no sólo mejora la vida cotidiana y alarga nuestras expectativas de vida, también es de gran beneficio para los que padecen de hiperactividad, depresión y otros trastornos psicológicos. En muchos casos, la actividad física puede funcionar igual de bien que cualquier droga, pero sin los efectos secundarios. Aunque no hayas experimentado la depresión en la vida, el ejercicio diario puede mejorar las posibilidades de que no lo sufras nunca.

Todo lo de arriba está bien documentado científicamente y disfruta de un reconocimiento general. Sin embargo, los médicos de cabecera rara vez incluyen el ejercicio físico en los tratamientos para problemas psicológicos. El pasado noviembre en Dinamarca, la Directora del Consejo Nacional de Salud (Sundhedsstyrelsen) denunció la participación los maratones como algo insaludable, en una entrevista con un periódico, pero aparentemente sin una base científica muy bien argumentada.

El año pasado, el cómico británico Eddie Izzard logró completar 43 maratones en 51 días para recaudar dinero para una causa benéfica. Lo hizo seis días a la semana, con tan sólo cinco semanas de entrenamiento posterior (no había hecho carreras de larga distancia en su vida hasta entonces). Hay poca evidencia que puedes entrenar “demasiado”. Eso sí, sin duda puedes apretar demasiado, progresar sin dar tiempo para que los tendones y articulaciones se refuercen, o no variar suficientemente el tipo de ejercicio que haces. Pero “demasiado” ejercicio en sí, parece que se puede considerar como imposible.

El autor original de este artículo, Lars, lo escribió tras una semana de 18 horas de spinning (bicis estáticas) y seis horas de utilizar la bici como transporte. Alegó haber dormido mejor, de sentirse fuerte y estar más animado. Él cree que los 3-4 horas semanales recomendados por las autoridades sanitarias son más bien una recomendación realista para no espantar a las personas que hacen mucho menos.

A mi (hablo por la mayoría de las personas) me cuesta llegar a los niveles óptimos de actividad. Aunque vaya cinco días a la semana al trabajo (cosa que no siempre hago por el hecho de estar viajando a otras ciudades), mi nivel de ejercicio sigue muy por debajo del nivel ‘natural’ propuesto por Ratey. Si tardo 40 minutos en llegar (de los cuales paso diez minutos esperando en semáforos), podemos decir que estoy haciendo 30 minutos de actividad en cada trayecto. Llego a 300 minutos, o cinco horas, en una semana buena, quizás más si voy a algún sitio el finde.

Está claro qué, cuánto más actividad, mejor. Dicho eso, con un trabajo a tiempo completo y una familia, mantener una vida social, seguir un hobby, siempre es difícil encontrar el tiempo para la actividad física. Para que el ejercicio sea eficaz en su efecto positivo, tiene que implicar los músculos más grandes: los muslos, el asiento y los tendones, como lo hace corriendo, en bicicleta o esquí de travesía. La bici no genera impactos sobre las articulaciones y los tendones, mientras los corredores se lesionan frecuentemente. Si un 50-80% de tu actividad es de bici, lo puedes complementar con casi cualquier otro deporte.

El mundo es tu gimnasio. ¿Puedes permitirte no utilizarlo?

Adaptado de “Can you afford NOT to use your bicycle for commuting?” de: Lars Barfred, copenhagenize.com

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Beneficios para la salud, Seguridad y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El mundo es tu gimnasio

  1. Sofia dijo:

    Pues me parece genial el articulo pero si tengo que contabilizar a la semana el numero de horas a la semana que hago ejercicio físico ( Uy se me ha caído el lápiz, me agacho, 0.1 sg de ejercicio físico), el numero de verduras o fruta que comemos a la semana, el numero de calorías ingeridAs…. Vamos que me falta tiempo!!,
    Pero si estoy de acuerdo que debemos ser ingeniosos y pensar que favor le vamos a hacer a nuestro cerebro en las próximas horas!!

  2. Pingback: El automóvil: ¿el nuevo tabaco? | El Ciclista Urbano

  3. Pingback: Objetivos para el año nuevo #1: El Egoista | El Ciclista Urbano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s