¿Por qué no baja la contaminación?

Las ciudades españolas están experimentando un aumento en la utilización de la bici jamás visto desde su introducción en el siglo XIX. El ayuntamiento de Sevilla alega que un 6% de los desplazamientos dentro de la zona urbana se realizan en vehículos de dos ruedas de propulsión humana. Incluso Madrid, que hace dos años tenía una tasa que representaba un décimo de la cifra sevillana, tiene indicios de estar mejorando en este sentido.

Contaminación en Madrid

Pero los titulares sobre los niveles ilegales de contaminación en las ciudades no paran de salir. No estamos a los niveles de Buenos Aires, cuyos habitantes respiran el equivalente de un paquete de cigarrillos en humo cada día, pero la polución sí cobra miles de vidas cada año en enfermedades relacionados. Es un problema grave. Y es una cifra que no ha mejorado en los últimos años.

Pero, si el número de viajes que se realizan en bicicleta está en auge, ¿por qué no tiene un efecto positivo sobre los niveles de contaminación?¿por qué si hay mas bicicletas no se reduce la contaminación?

Hay los mismos coches, o incluso más.

Muchos coches

Un análisis más detallado se puede encontrar en la web de Ciudad Ciclista, pero la conclusión es que aunque deberíamos ir en bicicleta como los daneses para salvar el planeta de contaminación y gases de efecto invernadero, aunque pudiéramos hacer lo mismo, no tendriá ningún efecto si no hacemos algo para cambiar las costumbres.

Costumbres y prejuicios

A los humanos nos cuesta cambiar de costumbres. Podemos potenciar otros modos de transporte, pero los experimentos que se han hecho hasta ahora sugieren que la subida de la bicicleta se debe a que los nuevos ciclistas no son conductores de automóviles, sino usuarios de transporte público o peatones. En España somos referentes en ir a pie o en transporte público, y no queremos que la bici sustituya otros modos sostenibles, eficientes y saludables.

Lamentablemente, aunque haya alternativas, las alternativas en sí no harán que el típico conductor cambie de hábitos. Creo que los cambios de costumbre son difíciles, y a veces sólo con fuerza bruta se pueden efectuar.

Tenemos que hacer el automóvil menos atractivo dificultando su uso para que la población se plantee otra forma de moverse.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s