¿Qué pensaría Henry Ford?

Henry Ford una vez atacó a la vaca como “la máquina más primitiva del mundo”, por ser una forma tan ineficiente de producir alimentación.

La Vaca es una Fabrica de Alimentación

Este hombre, tan obsesionado por aprovechar al máximo los recursos, tiene la fama de haber “desarrollado” la producción en línea. A veces me pregunto qué opinaría él hoy de su invención, sus efectos sobre la sociedad y sus supuestos eficiencias, más de un siglo después del lanzamiento de su Modelo T en 1908.

Reflexiones sobre un viaje del trabajo

Estoy haciendo una reflexión sobre este asunto porque la semana pasada me tocó realizar un viaje a Portugal, al centro del Alentejo, en concreto la ciudad medieval de Évora.

Como es habitual cuando tengo que realizar un viaje así, consulto las opciones de trenes a través del sitio web de los ferrocarriles alemanes. bahn.com. Las opciones para ir en tren no eran muy prometedoras: me recomendaba irme a Lisboa en el tren nocturno, y de ahí coger otro tren a las siete de la mañana hacia Évora.

Otra opción era viajar en tren hasta Badajoz y alquilar un coche desde allí, que funcionaba más o menos, pero me daba poco tiempo para la reunión el día siguiente: el tren de vuelta salía a las tres: Évora está a más de una hora en coche desde Badajoz, y con la hora portuguesa tendría que salir a las 12:30. No me daba tiempo para terminar la reunión antes de salir. El coche quedó como la única opción viable.

Empecé el viaje a las 10:00, y llegué a Évora a las 17:00, siete horas después, 45min de descanso incluido. Con la autovía vacía, me divertí experimentando con los comandos de voz del equipo de manos libres, sintiéndome como Michael Knight cuando el coche me decía “volviendo a marcar…” Sin embargo, pronto me aburrí y empecé a pensar en las horas que estaba gastando.

El viaje de vuelta, todavía peor. No salí de Évora hasta las tres de la tarde, lo cual me implicó una vuelta a casa a las 21:00. Estaba cansado, y cabreado con el mundo. Hay que desarrollar una forma mejor de viajar, uno que nos permite tanto trabajar como descansar.

La ineficiencia inherente

Al final eran casi dos días de trabajo que llevé en el coche, con el correspondiente coste. Aparte de las pocas llamadas que conseguí realizar a los comerciales y clientes para ponerme al corriente, no conseguí hacer nada de trabajo. Sentía como si estuviera de baja un día y medio, y el acumulo de correos electrónicos y informes pendientes me empezaba a agobiar a la vuelta. Pero nadie piensa en esto actualmente. Estamos tan adictos al coche, que a pocos se les ocurre cuestionar sus costes reales.

No sólo estoy gastando en cuestión de mi tiempo laboral viajando por carretera cuando otro podría hacer la conducción en tren, sino hay que tener el coste del riesgo en cuenta. Imagino lo que sería el coste de un empleado herido grave en carretera, o incluso matado. Es algo no tan frecuente, pero los costes en caso de accidente son muy elevados, y por tanto es algo que hay que tener en cuenta.

Vale, justo este camino era relativamente seguro por el poco tráfico que había pero, a pesar de los constantes recordatorios de cuántas personas mueren en carretera en cada puente, lo aceptamos como un hecho inevitable.

¿Qué tiene que ver este artículo con el ciclismo urbano? Directamente, poco. Pero si nos ponemos a pensar en términos de costes y eficiencia cuando circulamos por la ciudad, y además en tiempos de crisis financiera, es algo que debemos plantear más.

El coche es poco productivo. Mientras la bicicleta tiene el mismo problema de que no puedes hacer el trabajo mientras lo manejas, por lo menos tiene un efecto positivo sobre la salud. Si logramos en el futuro sustituir el coche por combinaciones de maneras más eficientes de desplazarse, e incluso reducir nuestra necesidad de desplazarnos de un sitio a otro, podría tener un efecto muy positivo sobre nuestros bolsillos, la economía, seguridad vial y nuestro bienestar en general.

Incluso hasta Henry Ford podría estar de acuerdo.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Beneficios para la salud, Información, Intermodalidad, Medio Ambiente, Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué pensaría Henry Ford?

  1. David Mayo dijo:

    Buen blog. estoy totalmente de acuerdo con lo que pones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s