Mi primer día de “guía”

Tengo el deseo de aprovechar cualquier oportunidad para promocionar la bici como medio de transporte, y a veces eso significa ir más allá que escribir un artículo en un blog de vez en cuando. Como yo llevo la bici casi en la sangre, después de haber sido un distribuidor de periódicos de adolescente, pensé que mi experiencia podría ser de utilidad para ayudar a otras personas en superar el miedo que pueden tener en lanzarse a la calzada.


Los del blog “En Bici Por Madrid”, hace unos meses, empezaron una iniciativa llamada “BiciViernes”, en que coordinan personas que tienen rutas parecidas de viaje al trabajo, uno un voluntario/a que ya lo hace habitualmente y lo hace de ‘guía’… y otra que no lo ha hecho nunca. La idea es animar a más gente a utilizar la bicicleta para ir al trabajo, y comprobar que sí es posible moverse en bici por Madrid.
Por un lado tiene un cierto éxito, pero los organizadores se dieron cuenta que había gente que quería experimentar con la idea de utilizar la bici para sustituir otro medio de transporte (coche, transporte público) pero quizás sin las prisas del viaje al trabajo, y sin preocuparse por cómo van a estar cuando lleguen, ni en cuánto van a tardar.

Por eso empezaron la idea del “bicifinde”, y hacer lo mismo pero un día de fin de semana en vez de viernes. Y el otro día, el miercoles (y fiesta de la Almudena) organizaron un Bicifinde especial. Tan especial que ni siquiera era finde. Y me apunté como guía.

Como yo no había hecho de “guía” antes, el grupo obviamente quería conservar la buena reputación de la iniciativa y no dejar a cualquier “experto” llevar a los recién iniciados de la manera que sea. Efectivamente, mi “experiencia” como ciclista urbano puede haber desarrollado más malos costumbres que nada, como cualquier conductor de vehículo, supongo. Adiós, entonces, a mi tendencia de ir por el carril bus, de quitarme las manos del manillar, et cetera.

Los integrantes

Quedamos los cuatro: Patricio, Macarena y el otro guía Wheels en la Calle Antonio Machado, y pasamos por el Parque Dehesa de la Villa hasta llegar a la Ciudad Universitaria. En realidad Patricio y Macarena son ciclistas experimentadas, salvo que hasta ahora no habían salido mucho a la calzada en bici, limitándose más a las aceras-bici y la Casa del Campo, en el caso de Patricio.
Llegamos al punto de encuentro sin incidencias, donde nos encontramos con los otros participantes, dentro de los cuales sí había gente que nunca en la vida había compartido espacio con los automóviles.
Espero haber sido de ayuda para nuestros acompañantes esta vez, y ayudar a otros en futuras rutas.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s