El centro del carril

Ride in centre of lane

Una mala costumbre que es muy fácil de adquirir, y uno que he observado entre mis amigos cuando salgo en bici por la ciudad (y durante mis vacaciones en Austria) es la de ir demasiado pegado a la derecha de su carril.

La origen de esta costumbre es fácil de entender: la cultura actual del automóvil dominante nos hace sentir como una “molestia” para los coches, que el más rápido es el más potente, por lo cual debemos apartarnos del camino de los vehículos motorizados.

Pero es un error pensar así.

Si circulas demasiado hacia la derecha, corres peligros varios:

  • no tienes mucha margen de maniobra si alguien te adelanta sin dejarte el metro y medio que deberían.
  • Sin el espacio que necesitas mientras alguien te adelanta, no puedes evitar los agujeros en la calzada
  • Si la puerta de un coche aparcado abre, si estás demasiado cerca podrías chocar con ello.

Si vas por una calle estrecha donde adelantar podría ser peligroso, es especialmente importante que vayas en el centro para desanimar que alguien intente adelantarte.

Así que, ¡siempre por el centro!

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Consejos básicos, Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El centro del carril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s