Ciudad de México

La semana pasada he estado de viaje con el trabajo, y me mandaron a Ciudad de México. Sabía muy poco de la ciudad antes de irme. La verdad es que lo único que me habían dicho de la ciudad era muy grande (cierto) que había mucho tráfico (cierto), que estaba contaminada (cierto) y peligroso (no lo puse a prueba), y que los Mariachi tocan una especie de guitarra enorme nombrado, sorprendentemente, guitarrón (evidencia fotográfica abajo).

Sí, estamos en méxico

Saliendo del céntrico hotel por la tarde el día de mi llegada, me di cuenta directamente de algunas medidas que está haciendo el ayuntamiento para crear algo de infraestructura de transporte de bicicletas. La primera cosa de que me di cuenta al llegar fue el carril-bici que había en el Paseo de la Reforma. En cambio a lo que se ve en Madrid, donde se han puesto carriles-bici en las aceras, estas carriles han quitado espacio a los coches. Supongo que en este caso fue más o menos fácil, dado que aquella calle contaba con aproximadamente diez carriles dedicados a vehículos motorizados. La ventaja que ofrece este tipo de carril es que facilita la integración con el tráfico, se cruza menos con peatones, y facilita el avance en tráfico denso al contar con un carril dedicado y separado.

Luego, saliendo el día siguiente, se había cerrado el mismo Paseo de la Reforma, como aparentemente se hace todos los domingos por la mañana. Esta vez había una concentración importante de ciclistas por la calle vacía, así demostrando cómo de agradable puede ser la ciudad sin vehículos peligrosos y contaminantes. Creo que tenía que ver con el día mundial del medio ambiente el 5 de junio. También había un puesto de reparación de bicicletas.

Pero no se trata sólo del medio ambiente. Los empleados de la empresa me contaban el horror del tráfico, en que el tiempo de viaje era tan impredicible que un viaje corto (10 km) podría tardar entre media hora y dos horas, dependiendo de la suerte que Halando con gente de la empresa, parece que los carriles se extienended sólo por el centro, y que no hay muchos, pero por lo menos se han hecho obras en las calles más importantes, donde también tiene más utilidad (sería como reservar un espacio específico en La Castellana).

Sistema de alquiler público

También vi el sistema público de alquiler de bicicletas, bastante parecido a el de barcelona (hasta el color de las bicis es la misma). El nombre me ha gustado: el “sistema de transporte individual”. Está muy bien ver una promoción tan clara, pero no vi tanto uso como tiene el sistema de Barcelona.

Un acontecimiento por la noche arruinó las buenas (hasta entonces) imágenes que me he llevado. Salimos con un grupo por la noche, todos bebiendo bastante tequila entre otras cosas, y tres de los cuatro conductores luego fueron a casa bastante cargados, y además a alta velocidad. Esto obviamente presenta un peligro importante para cualquier otro usuario de las calles, sobre todo los peatones y las bicis, teniendo en cuenta también el mal alumbrado de las calles en Cuidad de México.Afortunadamente en Madrid, las actitudes en este sentido están cambiando, pero aún falta trabajo por hacer.

En general, a pesar de los conductores bebidos, la visión de la bici en Ciudad de México fue positivo: visible, con promoción político, y con posibilidades de hacer un cambio importante muy positivo en cuestión de la eficiencia del transporte de la ciudad.

Anuncios

Acerca de Ciclista Urbano

Un ciclista que vive en la ciudad y usa su bicicleta como modo de transporte.
Esta entrada fue publicada en Información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s